Historia 4: Aquellos Que Saben Algo.

1

Supongamos que un día tomé un micrófono y dije: “Hoy estará soleado”. Alguien que me escuchó podría pensar: “Creo que Oreki Houtarou-kun está probando su micrófono”. Pero otra persona podría pensar: “Oreki Houtarou-kun está afirmando ampliamente que hoy estará soleado”. Cualquiera que sea la deducción válida, cualquiera sea la deducción que coincida con la verdad, solo puede decirse que es una cuestión de suerte. Para aumentar las posibilidades de eso, uno tendría que reunir la mayor cantidad de datos detallados posible, pero por lo general sería absolutamente imposible esperar que esa información caiga en las manos. Además, incluso si uno lograra recolectar datos que entraran en los detalles más pequeños, todo lo que lograría sería una mayor posibilidad de que coincidan la verdad y la teoría, y nada más.

Fue el primer día de noviembre. Solo Chitanda y yo estuvimos presentes en el salón del club. Era ese momento después de clase en el otoño cuando fluye la ociosidad, cuando uno no piensa en los sucesos peligrosos e inquietantes del mundo como incendios, robos, billetes falsos y asesinatos. Con mi principio de conservación de energía, para mí hablar con indignación solo para hacer una observación no es característico de mí y se puede atribuir a que Chitanda trató de alabarme por mi papel en el incidente de Hyouka.Leer más »

Anuncios

Historia 3: El fantasma, cuando se lo examina.

1

A menudo escuché el dicho: “Todos los fantasmas, cuando se examinan, son solo flores marchitas”. Sin embargo, en esta era moderna, las personas son incapaces de captar la idea del romanticismo incluso después de buscarlo en un diccionario, las flores marchitas raramente son tratadas como fantasmas, y las apariciones en este mundo se revelan sucesivamente como flores marchitas. Probablemente sería difícil para nosotros detectar un espectro real si se mantuviera en su verdadera forma.

Lo decía en un autobús que atravesaba un camino de montaña en agosto, cuando el calor del verano aún era severo. Fukube Satoshi, que estaba sentado a mi lado, asintió profundamente.

“Interesante. Un repudio metafísico del mérito de la idea, en forma de agudeza. Realmente te queda bien, Houtarou”.

Ibara, que estaba sentada al frente, se dio la vuelta aunque no la llamaron. Ella alzó las cejas.

“No me gusta esa forma de pensar. Supongo que no soy del tipo que solo usa su cabeza para todo”.

Escuché sus respuestas, tomé un momento para digerirlas, y rápidamente grité una negación.

“¡Oye, no dije nada de eso!”

De hecho, tenía la intención de presentar una leyenda urbana similar a los ovnis y Nessie, o en otras palabras, un tema de discusión extremadamente común. Específicamente, ayer quise hablar sobre la historia en la televisión: “¡Reporteros en la escena! ¡La verdad detrás de la anguila gigante del Lago Hamana, Hussie!” Mi redacción podría haber sido bastante indirecta, pero no pensé que mis palabras serían malinterpretadas tan intencionalmente. Justo cuando estaba a punto de explicarme, Chitanda, que llevaba un vestido y estaba sentada al lado de Ibara, se dio la vuelta y sonrió.Leer más »

Historia 2: Cometer un Pecado Mortal.

1

Estábamos aprendiendo sobre la historia de China en nuestra clase de Historia Mundial. Desafortunadamente, ya sabía mucho sobre el período de los Estados Combatientes, así que me sentía extremadamente aburrido. Sin embargo, no tenía el interés de dibujar pequeñas ilustraciones cómicas en los márgenes de mi libreta descuidada, ni tenía ganas de hacer circular notas agradables a mis compañeros de clase. Además, no tenía pasatiempos, lo cual puede decirse que es tan tedioso como trabajos secundarios o intereses en general. Sin tener en cuenta la explicación agotadora de la táctica de las alianzas horizontales y verticales, para pasar el tiempo, reflexioné inmóvil sobre la buena suerte de no tener nada que hacer mientras ansiaba la ociosidad.

Dado que Kamiyama High es una escuela preparatoria centrada en la preparación de estudiantes para continuar sus estudios, los alumnos aquí tienen una buena actitud hacia el aprendizaje. La voz clara del viejo maestro resonaba en el aula donde se conserva la tranquilidad. Un fuerte sonido de raspado resonó cuando la tiza golpeó la pizarra. En este momento era el quinto período, así que probablemente sea atacado por el demonio del sueño pronto. Era un día claro en la temporada lluviosa de Junio. Y así, mi vida en la escuela preparatoria se desperdicia. Golpeé mi lápiz mecánico. No fue porque quisiera escribir algo, sino porque la puntilla no salía. No me había dado cuenta de que la correa estaba rota. Saqué una puntilla de repuesto de mi caja de lápices, sosteniéndola con mi pulgar e índice. En lugar de insertarla desde la parte posterior, traté de insertarlo desde el frente, como si estuviera enhebrando una aguja.

Sin embargo, la paz se rompió de repente.Leer más »

Historia 1: Si Tengo Que Hacerlo, Hazlo Rápido.

1

Entiendo que algunas personas tienen preferencias personales, pero no diría que espero tener una.

Pensando en el pasado, en realidad no tuve una educación única. Mientras que mi padre rara vez estaba en casa, aún así se las arreglaba para mantener a la familia. Mi hermana era una persona rebelde, arrogante y extraña que rápidamente ahorró dinero tan pronto como ingresó a la universidad para escapar en una larga aventura, pero no es como si tuviera seis brazos y tres caras. Y yo, Oreki Houtarou, no he tenido experiencias intensas que me cambien la vida, como se esperaba.

Una vez, estuve involucrado en algunos problemas que nadie debería haber pasado antes. Durante ese período, no tenía idea de lo que estaba sucediendo, pero conocí a Fukube Satoshi, que todavía es un amigo cercano. En ese momento, mi hermana dijo que era un asunto trivial que sucede todo el tiempo, pero estaba realmente indignado de que me pasara a mí. En el momento en que estaba ocupado crispando las cejas y quejándome de que todo era molesto o difícil, me había graduado de la escuela secundaria sin darme cuenta. Sin embargo, al reconsiderarlo, me doy cuenta de que, de hecho, todos eran asuntos insignificantes.Leer más »

¡Al fin!

¡Que alguien saque los pompones y pongan fanfarrias largas porque oficialmente HE TERMINADO EL VOLUMEN 3!

Muchas gracias a todos por toda su infinita paciencia y los mensajes de agradecimiento que dejan, esta traducción la hago en mi tiempo libre (que últimamente tengo) y me emociona darme cuenta lo “rápido” que avancé con este volumen.

¿Alguien más notó que el protagonista Oreki Houtaru maduró en este caso? En el “Incidente Hyouka” se necesitó la ayuda de todos para que pudiera llegar a una suposición; en el “Incidente de la Emperatriz” aunque tuvo ayuda, la mayoría de las hipótesis las hizo solo (y falló por un poco). Pero en el “Incidente Juumoji” recibió pocos datos y pudo llegar a una suposición (acertada) él sólo.

Me encanta cuando los personajes cambian, avanzan y sorprenden.

Así que solté los capítulos restantes por que los terminé rápido y no podía guardarlos y hacerlos esperar más tiempo.

De nuevo gracias por su paciencia y sus visitas, intentaré seguir con este ánimo para el próximo volumen!

-A

Epílogo.

Hola, soy Yonezawa Honobu.

 

El recuerdo más vívido de cualquier Festival Cultural de la escuela en el que he estado fue el de una niña en el Club de Literatura. Trajo una silla al oscuro corredor donde el sol no podía alcanzar, junto con algunas copias de su antología, y se sentó allí todo el día leyendo libros.

Ese año, me pusieron a cargo de escribir el guión de una película de misterio que mi clase estaba haciendo. A medida que se completaba la película, era libre de hacer lo que quisiera. Así que le compré una copia de la antología, pero no recuerdo haberla leído.

Esto fue porque yo había traído mi propio libro para matar el tiempo.

 

La pieza central de este volumen no es otro que el Festival Cultural. Para que un evento sin forma ocupara un lugar central, tuve que presentarlo usando múltiples puntos de vista. Esto fue requerido no solo por el escenario, sino también por la historia, o de lo contrario todo el libro consistiría en nada más que el protagonista sentado en su silla.

Cuando este libro finalmente estuvo listo para su publicación, me quedé atrapado en encontrar un título. Aunque la historia comenzó en vísperas de un festival y terminó al final, no pude pensar en ningún otro título además de “Festival Cultural” o “Festival Escolar”. Aunque se titula La Secuencia Kudryavka, creo que su subtítulo sería más apropiado para el volumen como un todo.

 

En el epílogo del primer volumen de Hyouka, dije que revelaría la verdad de cierto misterio, que tenía la intención de hacerlo en el epílogo del segundo volumen. Pero me quedé sin páginas.

De todos modos, han pasado siete años desde que Hyouka se publicó por primera vez. En estos siete años, la serie ha logrado sobrevivir gracias a todos ustedes lectores. La respuesta al “Incidente del Sushi” que mencioné en el epílogo de ese volumen en realidad se insinúa en el Capítulo 2-1 (009 – ♣ 03), me pregunto cuántos de ustedes se habrían dado cuenta de eso. Realmente no es un misterio, o habría tomado todo un capítulo… Además, en el epílogo de Los Créditos del Tonto en el que mencioné sobre el significado del título de cada capítulo, en resumen, el tema principal sería “agitación”.

 

Esto finaliza el volumen actual. Espero que todos hayan disfrutado del carnaval en La Secuencia Kudryavka, y esperen con ansias el próximo carnaval.

 

Yonezawa Honobu

Abril 2008